Sucopo honra a San Juan Bautista

DSC_2999

Rescatan la tradición de lanzarse al agua del cenote 7 bocas para librarse de enfermedades, principalmente de la piel

DSC_3003

Tizimín Yucatán; 24 de junio.- Por tercer año consecutivo los habitantes de Sucopo participaron en el ya tradicional baño de San Juan con el que sus creencias los lleva a suponer que luego de lanzarse al cenote y bañarse en sus frescas y cristalinas aguas quedan libres de contraer alguna enfermedad, sobre todo de la piel.
Así como esa esta creencia existen otras como el corte del cabello que luego crece radiante, o de las plantas a la que se les “pega” 9 veces con una soga para que sean productivas, en el caso particular de Sucopo, una comunidad ubicada a unos 10 kilómetros de la cabecera municipal, se practica este baño de agua fría y cristalina en el cenote “7 bocas”.

DSC_2992Esta actividad es promovida desde hace 3 años por el señor Ariel Guerrero Arjona quien explica que en su juventud era tradición esta actividad en el Día de San Juan Bautista, pero con el paso del tiempo los jóvenes de esta comunidad emigraron y poco a poco se fue olvidando.
Recuerda que hace 40 años que se dejó de practicar en que hace 3 años decidió con un grupo de jóvenes retomar esta tradición que año tras año va cobrando auge tanto en la región como a nivel peninsular, sobre todo porque desde el año pasado se sumaron a la promoción de este evento, los Promotores del Desarrollo Turístico.
Para el veterano habitante de Sucopo, uno de los anhelos es que cada año asista más gente y para ello cada vez toman las medidas de precaución para evitar algún accidente entre los participantes o los visitantes.
En el evento de hoy, unos 15 habitantes de esta comunidad tuvieron la valentía de lanzarse al agua, desde luego el primero en hacerlo es el don Ariel Guerrero quien desde un costado observa el desempeño de los clavadistas y los asesora para llegar hasta la zona donde regresan a la superficie.

DSC_3007Previo a esta ceremonia, las autoridades de la comunidad como del municipio salen del local del comisariado y caminan al ritmo de la charanga hacía el cenote, acompañados por mestizas, entre ellas dos pequeñas que portan el traje regional y unas canastas que contienen hojas de la planta de San Juan y pétalos de rosas que arrojan al agua en señal de petición de permiso para que los valientes hombres puedan lanzarse con la anuencia de los dueños del cenote.
En esta ocasión, el regidor secretario de la comuna Mateo Díaz Chablé asistió en representación del alcalde Amir Rodríguez Novelo. En su intervención, el representante felicitó a los pobladores por rescatar esta tradición, pues con ello demuestran que Yucatán y Tizimín tiene cultura y deben de sentirse orgullosos de sus raíces.
Al término del evento, las autoridades municipales y los asistentes disfrutaron de tacos y pozole con coco que un grupo de mujeres de esa misma comunidad prepararon para celebrar este día y para darles la bienvenida a los visitantes.