El sueño se hace realidad

campo

El ex campo de Los Almendros, en proceso de completa transformación

 

campo 3

Tizimín Yucatán; 4 de febrero.- Lo que era un espacio abandonado, nido de animales rastreros, guarida constante de malvivientes y hasta bodega para almacenar miles de metros cúbicos de material pétreo, se transforma en un espacio deportivo techado y en un parque que le dará vida al sector sur de la ciudad.
Nos referimos al ex campo de Los Almendros, el que hace algunas décadas fue el centro de práctica del Rey de los Deportes. Pero todo cambió cuando lo utilizaron para almacenar gravilla para la construcción de algunas calles, pasó a ser un espacio que ya no contaba con las condiciones adecuadas para ser utilizado como espacio para la práctica del beisbol o el futbol.
Con el paso de los años, se fue quedando en el abandono, la maleza crecía cada vez más y algunos vecinos conscientes del peligro que representaba, se ocupaban de vez en cuando o pagaban para que se limpie.

Campo 1campo 4

En cada administración municipal en turno, se solicitaba que se haga algo en este espacio, el que a decir, de los conocedores, tiene una extensión aproximada de mil metros cuadrados, suficiente para ser destinado para alguna obra que beneficie a quienes habitan en este sector de la comunidad y también para los que no vivan por este rumbo.
Ahora, en reiteradas ocasiones se escucha la expresión, el sueño se hace realidad. Pocos confiaron al ver al equipo de topógrafos, arquitectos del departamento de obras públicas del ayuntamiento realizando labores de medición, pero hoy se puede notar el avance que registra y anticipa que en unas cuantas semanas más, deberá estar listo.
En su costado oriente la cancha de usos múltiples techada, lleva un 90% de avance, porcentaje similar tiene el parque que se edifica a lo largo de un costado de la calle 73 y aun así queda disponible otro espacio en la parte suroeste de lo que fue el campo, en el que según será destinado para otra obra de impacto.
Los vecinos gozan de los beneficios de la calle que se construyó en los alrededores, de modernas escarpas y la iluminación que tanto anhelaban en años anteriores. Pero además, este proyecto de calles y el parque, les permitió tener acceso a los servicios de agua potable con tomas domiciliarias propias.