Fue rescate no robo asegura la AGL

dsc_7863

El socio Maximiliano Balam Li violó las cláusulas del contrato de un crédito de aparcería y además ya estaba vencido su préstamo

dsc_7864

Pedro Tec Tun presidente de la AGL en la rueda de prensa

 

Tizimín; 24 de septiembre.- En rueda de prensa, el dirigente de la Asociación Ganadera Local (AGL) Pedro Tec Tun explicó que las reses sustraídas del rancho “Santa María” propiedad de Maximiliano Balam Li no fue un robo, sino que fue en cumplimiento a lo estipulado en el contrato que el socio firmó al momento de obtener un crédito de aparcería con esta agrupación ganadera.
Indicó que todos los ganaderos saben que los animales es propiedad de la AGL mientras esté vigente del adeudo, es decir, durante el año que se les concede para engordar a los animales, venderlo y devolver el préstamo, incluso están marcados con el fierro de la AGT.
En el caso específico de Balam Li, señaló que desde el momento en que obtuvo el préstamo hizo mal uso de los recursos,  porque utilizó una cantidad para su uso personal y no para comprar ganado como señala el contrato, “otro delito que cometió es que vendió seis animales sin la autorización de la AGL, además tiene guardado dos animales en el rancho San Fernando, cuando los animales no deben ser removidos a otro rancho sin que la AGL lo autorice”. Acotó el dirigente ganadero.

dsc_7865

La AGL tiene la facultad para rescatar a los animales cuando existan irregularidades con el deudor

Con documentos en mano, dijo que fueron 25 semovientes y no 28 como señala su demandante, y el traslado se hizo de manera legal están apuntadas las placas de los vehículos, así como el arete de los animales, los cuales fueron pesados en presencia del comité y posteriormente vendidos para cubrir parte del adeudo vencido de Balam Li.
Con el monto obtenido por la venta de los 25 animales no se cubre  el total del adeudo, pues en total fueron 309 mil con 200 pesos y el pagaré que firmó es de 332 mil 500 pesos más costo de trámites de financiamiento, asesoría al proyecto hacen un total de 375 mil pesos, por lo que le falta poco más de 60 mil pesos para saldar su préstamo.
“Está actuando de esa manera porque quiere que se le exente de su pago, pero no lo vamos a permitir, tiene que hacerle frente a sus responsabilidades, yo no voy a pagarle al banco con dinero de la AGL, vamos a cobrarle con lo que sea”, precisó.
Agregó que el lunes los abogados inician un proceso legal en contra de Balam Li por la cantidad restante del préstamo y por difamación, pues conocía las cláusulas y aun así lo tipificó como un robo, cuando en el contrato señala que la AGL está facultada para rescatar a los animales cuando no se cumpla con lo pactado.