Interesante proyecto de conservacion ambiental

15912_705683849547388_9205028132512260783_n

Además de beneficios económicos, aprenden sobre el cuidado del medio ambiente con bolsas biodigestoras

10906396_705683232880783_5952527774885004245_nLa mañana de este viernes el ayuntamiento local a través de su departamento de Desarrollo Rural cumplió con la capacitación a los pequeños productores que han demostrado interés sobre la utilización de Biodigestores en sus Unidades Agropecuarias, el curso estuvo a cargo del MVZ. Edmundo Gorocica de la empresa distribuidora de estos implementos. El objetivo de este sistema que poco a poco se va expandiendo y beneficiando a un mayor número de productores, es aprovechar el estiércol o excretas de los animales y convertirlos en biogás para uso doméstico, es decir, en la cocina y; al mismo tiempo producir con esos mismos desechos un producto denominado “Biol” que es un fertilizante natural rico en nutrientes y activo como regenerador de suelos, el que les traerá beneficios al obtener mejor producción en sus cultivos. En su intervención, el Ing. Azael Ku Eb, titular de Desarrollo Social del ayuntamiento, indicó que este programa trae grandes beneficios, no solo para los pequeños productores que se verán beneficiados, sino también para el medio ambiente y para la protección forestal. Agregó que este programa es la continuación del programa de conservación del medio ambiente mediante el uso de fotoceldas para la generación de energía fotovoltaica que de igual manera evita el uso de combustibles contaminantes, programa que de igual manera ha impulsado el actual ayuntamiento.

10922688_705682882880818_1010339679746799511_nDe acuerdo a la explicación de los expertos en este sistema, la biobolsa funciona correctamente sin necesidad de costos adicionales, pues únicamente tienen que “alimentarla” todos los días con una cubeta de estiércol de bovinos, ovinos o equinos y 3 cubetas de agua. El estiércol contiene por naturaleza bacterias que ayudan a la descomposición y eso genera gas metano que se ha comprobado es altamente rendidor para el uso doméstico y desplaza al gas LP y el uso de leña. Otra gran ventaja, es que por otra cavidad de la biobolsa, desecha el material que se ha utilizado para la generación del bio gas y ahora, esos desechos mezclados con agua, se ha comprobado que contienen nutrientes que agilizan el proceso y aumentan la cantidad de producción en los cultivos. Resaltó que otro de los objetivos de este sistema, es que el productor aprenda a vivir con lo que tiene y crearle un sistema de ahorro al dejar de adquirir gas butano o leña y al mismo tiempo, instruirlo a que sea productor de fertilizante natural, que quizás más adelante le pueda vender a sus propios vecinos o compañeros productores. La biobolsa, a los 30 días de haberse instalado, se convierte en una auténtica productora de combustible para las estufas y en ese mismo tiempo, lo que desecha ya se puede utilizar para fertilizar las tierras. Su diseño e instalación incluye un filtro que evita que el gas llegue con mal olor a la estufa, además de un sistema que elimina los gases en caso de no ser utilizado. Tiene una vida útil de hasta 20 años estando a la intemperie, y aumenta de 5 a 10 con un techo que lo proteja.