Mejoran la vivienda de un ancianito

dsc_9250

Vivía en condiciones precarias en una casa de huanos y madera/No puede recibir apoyo de vivienda porque no cuenta con un documento que avale que es su propiedad

dsc_9248

Debajo de la lona que se observa al fondo es donde se resguardaba de las lluvias

 

Tizimín; 27 de octubre.- En unas cuantas horas, don Felipe Nery Canul de 80 años de edad contará con un techo de láminas de cartón que lo protegerá de las lluvias y de la temporada de frío de que se avecina.
Hoy el empresario pesquero Reyes Aguiñaga Medina lo visitó para informarle que le donará las láminas de cartón, la madera y la mano de obra para que su vivienda sea reconstruida en lo que el DIF Municipal realiza las gestiones para que sea beneficiado con una de las viviendas de los programas de gobierno.
Aguiñaga Medina dijo que se enteró de la situación de vida que lleva  el ancianito y se interesó en ayudarlo, hasta que hoy se concretó su deseo de que tenga una mejor condición de vida en conjunto con las despensas que cada determinado tiempo le otorgará el DIF Municipal.
En agradecimiento por esta noble aportación, don Felipe platicó con quien le brinda este apoyo y además de agradecerle el apoyo, le compartió que en su momento tuvo el dinero para llevar una vida estable, sin embargo a su mujer se le presentó una extraña enfermedad que le implicó constantes gastos médicos al grado de perder todo su patrimonio.

dsc_9241

No se queda con las manos cruzadas, estuvo ayudando a retirar los huanos viejos que retiraron de su vivienda

Precisamente de ahí le nace la inquietud de aprender algo que ahora lo ayuda a subsistir, “curo mal de ojo, mal del viento y por lo que a mí me pasó yo no miento a la gente, si veo que lo puedo curar se los digo, pero si veo que no es para mí, los mando con el doctor”. Dijo.
Según los datos a la mano, a don Felipe no se le ha podido otorgar alguna de las acciones de vivienda de los programas oficiales, debido a que no cuenta con el título o algún otro documento que avale que el terreno es de su propiedad. “En esa parte estoy de acuerdo porque existen cientos lineamientos que el ayuntamiento tiene que cumplir con las dependencias estatales y federales y si no los cumplen pueden acusarlos de desvío de recursos”, dijo el empresario porteño.
Para quienes deseen sumarse a mejorar la vida de don Felipe, pueden visitarlo en la calle 60 x 63-A y 63 de la colonia Sebastián Molas, exactamente en la curva donde se ubica la antena de TV Azteca.