“Mundito” feliz con su reconocimiento

14481805_1323466250996902_8384009217319559290_o

Con música de la banda municipal, la lectura de su biografía y entrega de un reconocimiento, el ayuntamiento cumplió con el homenaje a este tizimileño pionero en el ramo comercial

14449000_659053337605357_3266295901858914345_n

Junto a su familia y acompañado por las autoridades municipales «Mundito» disfrutó de la velada musical

 

Tizimín; 26 de septiembre.- José Edmundo Serrano Alcocer “Mundito” recibió anoche un merecido reconocimiento por ser uno de los pioneros en el comercio local, y aunque su giro era abarrotero, lo cierto es que en su tienda, siempre hay de todo.
El evento dio inicio con una remembranza de la actividad comercial a cargo del maestro Luis Pérez Salazar quien recordó, según los datos históricos que conserva, a los tizimileños que formaron parte del gremio comercial en diferentes  giros, sin embargo muchos de ellos ya no están en vida, pero don “Mundito” pudo recibir personalmente el reconocimiento.
Entre los datos importantes que Pérez Salazar Citó, está la que siempre los tizimileños se han preguntado, ¿en qué momento don Mundito descargaba lo que había en su tienda? Porque nunca se ve a un camión descargando mercancía.
“De ahí surge que le empiezan a llamar el Huay Pop, porque ahí aparece de todo, pero nadie sabe de dónde viene”, dijo. Para quienes lo conocen, saben que es verdad, “Mundito” siempre tiene lo que en otras tiendas no existe.  Y si el cliente llega por un refresco, casi siempre se lleva algo más de la tienda.

14354888_1323466397663554_270490725085177492_n

Luego de recibir su reconocimiento bailó acompañado de su hija Mimi

“Mundito” nació el  24 mayo 1945 a fines de la segunda guerra Mundial, sus padres fueron  don Eliezer Serrano y Angelina Alcocer Mendoza. Recuerda que en sus inicios en el comercio, la mercancía llegaba en volanta pasando por Valladolid y tardaba 8 días en llegar a Tizimín, posteriormente se facilitó con la llegada del ferrocarril en el año de 1913.
El homenajeado aprendió el negocio del comercio desde su padre y su abuelo, quien se dedicaba a esa actividad y tenían en el puerto de Río Lagartos, a donde transportaban la mercancía en un camión y tardaban 8 horas de Tizimín hasta ese puerto, en donde inició cursando la primaria, misma que terminó en su natal Tizimín.
Entre los años de 1950-1960 su abuelo, ya cansado estuvo a punto de cerrar su tienda y se la vendió al Dr. Francisco Bates, y vende otra parte fraccionados, el papá de “Mundito” compra un segmento que  a nombre de “mundito” y de su madre, él más tarde le compra a su mamás la otra parte y es donde hasta ahora funciona su tienda.
Además de los datos oficiales, uno curioso es que “Mundito” estuvo entre quienes vendieron, las galletas que venían en latas,  que igual que azúcar, frijol, sal entre otros productos envueltos en papel, es decir, cuando el nylon para los empaques aun no dominaba el mercado comercial.
Para quienes han asistido a la tienda de “Mundito” ubicada en la calle 55 entre 50 y 52 del centro de la ciudad, recordarán que podían ingresar y aunque él dormitaba en su mostrador, siempre tenía la confianza de que nada malo iba a pasar, ahora ha tenido que modificar su local colocándole unos barandales de metal para que desde afuera sus clientes pidan lo que necesitan y se les despache.
A pesar de la llegada de tiendas de autoservicio que trabajan las 24 horas, “Mundito” sigue activo en su tienda, la que abre todos los días cerca de la media noche y trabaja hasta la madrugada.