Por temor a fraude moviliza a policías

pagina 3

Algunos desconfían de una financiera y exigieron la devolución de su “base”, otros prefirieron esperar sus préstamos de 50, 100 y hasta 200 mil pesos

DSC_3241 - copia

Parte de los datos que contiene el formato que le entregan a sus clientes

 

Tizimín, 8 de febrero.- A solicitud del ciudadano riolagartense E.A. C.C., la policía municipal de esta ciudad intervino para verificar una denuncia de presunto fraude, pues el afectado señaló que entregó la cantidad de 1 mil 720 pesos como base para obtener un préstamo de 50 mil pesos con el Grupo FNN, Moto, Autos, Casas.
Sin embargo al enterarse de que dicha empresa presuntamente era ilegal, acudió a cancelar el trámite   de su crédito y solicitar la devolución del dinero que entregó. Ante la negativa del gerente y el promotor   decidió solicitar la presencia de la policía municipal, lo que motivó que más personas acudan a cancelar su solicitud de crédito.

pagina 4

Algunos se fueron hasta recuperar su depósito en efectivo, otros confiaron en la empresa

Y debido que la financiera tampoco a cubierto los trámites correspondientes ante el ayuntamiento, intervino el Lic. Francisco Polanco del departamento jurídico para recordarles que han sido notificados y tienen como plazo hasta el día de hoy miércoles para regularizarse, de lo contrario se procedería a la clausura del local ubicado en la calle 45 x 48 del centro de la ciudad. Durante el lapso de las negociaciones entre personal de la empresa y sus clientes, trascendió que ofrecen créditos desde 50 mil como mínimo hasta 200 o 300 mil con plazos de pago hasta por 12 años, con mínimos requisitos. En el caso de los que deseen uno de 50 mil, tenían que realizar un pago de 1,720 pesos, los que solicitaron 100 mil pesos, aportaron 3 mil 440 pesos, incluyendo su primera mensualidad que sería de 1 mil 119 pesos.
Lo que desató la desconfianza, fue que a algunos ya les debieron de entregar su préstamo, sin embargo cuando acuden por ello les informan que aún está en trámite en la central de la empresa ubicada en Monterrey Nuevo León.
Ante tal situación, varios de los que han cubierto los requisitos y no se les ha entregado el monto solicitado, exigieron la devolución de su dinero al gerente Octaviano Ramírez Ibarra, originario de Matamoros, avecindado en Yucatán.
La policía se retiró del local a eso de la una de la tarde luego de que algunos de los inconformes recibieron su dinero, pero otro grupo dijo que no tenía ninguna queja en contra de la empresa y que esperarían sus préstamos de 50, 100 y hasta 200 mil pesos.