Protestan taxistas contra su dirigente

13978298_1145792182129312_1933113388_o

Pedían su destitución durante una asamblea pero el líder continuará en el cargo al no haber pruebas suficientes de lo que lo acusan

DSC_5993

En las mantas expresaron sus inconformidades pero no lograron su objetivo

 

Tizimín; 10 de agosto.- Un grupo de taxistas pertenecientes al sindicato “Félix I. Rosado Iturralde” protestaron frente al local social de la agrupación donde se llevaba a cabo una asamblea en la que presuntamente le presentarían pruebas de irregularidades encontradas en una auditoría a su dirigente Severo Avilés Manzanilla.
La manifestación era para exigir a Avilés Manzanilla devuelva las concesiones que presuntamente desvió a favor de sus aliados dejando fuera a los martillo con antigüedad en esa agrupación, sin embargo al concluir la asamblea los inconformes indicaron “lo perdonaron por la asamblea” y se retiraron del lugar.
Los inconformes  aseguraron que en la auditoria de dos meses que se le practicó a su dirigente encontraron otras irregularidades además de 3 concesiones que vendió a 350 mil pesos cada una, según indicaron y que ante tales casos pedirían la destitución de Avilés Manzanilla, pero al final al parecer las presuntas pruebas no fueron suficientes como para que los socios lo destituyan.
Trascendió que el actual dirigente concluye su periodo de administración en el mes de  diciembre y que los que están en desacuerdo ya habían conformado un comité para que dirija a la agrupación en los meses restantes, sin embargo todo indica que podrá concluir sin problema alguno.