Sorpresiva lluvia obliga a suspender la procesión religiosa en Kikil

DSC_8916
DSC_8883

La lluvia apenas permitió que concluya el baxal toro en Kikil. En Sucopo no se pudo realizar

Tizimín Yucatán, 2 de Febrero.- La lluvia que se dejó sentir desde la tarde y parte de la noche de este Día de la Candelaria apaciguó el calor y obligó a suspender algunos eventos programados en las ferias de las comunidades cercanas a esta cabecera municipal, como son los casos de Kikil y Sucopo.
En Kikil, la misa programada para las 5 de la tarde en la antigua iglesia se cambió se sede y se celebró en la capilla, la que se llenó de feligreses que participaron en la ceremonia religiosa.
En esta celebración eucarística, el vicario de la parroquia de los Tres Reyes, explicó que el Día de la Candelaria, significa también el día de la presentación del señor, según la ley escrita por Moisés que narra una de las leyes que tenía que cumplir todo Judío, principalmente las mujeres, después del nacimiento de su hijo, tenían que presentarlo en el templo como una ofrenda, “como cuando recogemos la primera cosecha y la ofrecemos a Dios como acción de gracias, porque Dios es el que hace caer la lluvia, es el que hace crecer las plantas, y la primera cosecha se le ofrece a él como símbolo de agradecimiento por su generosidad para con nosotros”. Dijo.
Agregó que según la ley en el pueblo de Israel; decía que después de haberse cumplido los 40 días de dar a luz, toda mujer tenía que ir al templo a presentar a su hijo para consagración y como signo de agradecimiento a Dios, “por eso vemos que María y José; cumpliendo estrictamente la ley según Moisés, fueron al templo a presentar al hijo de Dios, también decía la ley que al momento de ofrecer al niño, como no se podía sacrificar como una ofrenda, tenían que llevar un cordero macho, primogénito, al que sacrificaban como ofrenda a Dios, pero dice la ley también que las personas que no puedan presentar un cordero como ofrenda, pueden llevar dos tortolitas o palomitas, porque eran las personas humildes, por eso Lucas, pone intencionalmente que José y María llevan a presentar a su hijo y presentan dos palomitas, como signo de que ellos son humildes, que no tienen para ofrecer un cordero”. Acotó.
“Lo que dice la lectura de hoy, sale de la boca del profeta Simeón, es la bendición de Dios, este niño que presenta es la luz, tiene dos significados: La luz, por eso día de la candelaria, de la candela, del fuego, el día de la Candelaria, es el día de la luz, que viene cristo para iluminar la vida de cada uno de nosotros, así como la luz ilumina las tinieblas, así cristo viene para iluminarnos”.
El otro significado, dijo, es el de purificar “porque el fuego purifica, consume, así Dios quiere purificar a su pueblo, por eso Cristo cuando se presenta en el templo de la ofrenda, es él mismo quien va purificar al pueblo, porque él no tiene porque purificarse, él es el hijo de Dios, es el profeta, no tiene pecados, los que tienen pecados, somos nosotros, por eso necesitamos purificarnos”.
“Por eso mientras más cerca estén del fuego, se purifican más rápido, que quiere decir esto, que nosotros mientras más estemos cerca de Dios, más rápido limpiamos nuestras vidas, cada uno de nosotros sabe, conoce sus obras, su corazón, lo que tienen que purificar, lo que tienen que arrancar, lo que tienen que separar de su corazón que no es precisamente las cosas de Dios, hoy en esta fiesta estamos invitados a dejar que la luz de Cristo ilumine nuestras vidas, que la luz que vino a traer cristo, no sea una luz que rechacemos como dice el evangelio de Juan, vino la luz a los suyos, y los suyos recibieron las tinieblas; hoy en día muchas personas prefieren vivir en las tinieblas y rechazan la luz, por eso hoy estamos invitados a seguir la luz, cuando fuimos bautizados se nos entregó una vela, y esa vela significa la luz de Cristo”.
“Pero también no olvidemos que necesitamos purificarnos de muchas cosas, de nuestros pensamientos, nuestra manera de vivir, de actuar, de emitir juicios, por eso estamos invitados a dejar iluminar por el fuego, por la luz de cristo y dejar que con sus amor vaya purificando nuestros corazones”. Concluyó.
La lluvia continúo durante toda la ceremonia y obligó a cancelar la procesión programada para las seis de la tarde. En tanto en Sucopo, el recorrido habitual que la imagen realiza en las principales calles, sí se pudo realizar porque fue a las doce del día, cuando aún no había signos de lluvia.