Trabajan por la vida silvestre

DSC_6300

Hacen un llamado a sumarse a esta causa para garantizar la existencia de los seres más indefensos

DSC_6294

MVZ Elizabeth Sánchez y Valentina Kumul en la explicación del trabajo que realizan

 

Tizimín; 17 de agosto.- En la Ciudad de los Tres Reyes, ya existe un grupo de médicos veterinarios y biólogos dedicados sin fines de lucro a la conservación de la fauna silvestre y aunque ahora apenas cuentan con 5 especies de animales, tienen el sueño de crear un hospital de fauna silvestre de la región.
A pocas semanas de iniciar con este proyecto desde el  “Centro de Rescate, Acopio y Rehabilitación de Fauna Silvestre  (CRARFS); tienen bajo sus cuidados un tlacuache o zorro, un zorrillo pigmeo, una tórtola bebé, una bebé iguana verde y una ardilla a las que brindan todas la atenciones necesarias para lograr su correcta rehabilitación y posterior liberación a su hábitat.
Entrevistados en el local del CRARFS, la bióloga Valentina Kumul y la MVZ Elizabeth Sánchez explicaron los objetivos de la conformación de este grupo en el que participan además las biólogas Georgina Tamay y Angélica Cámara, así como el voluntario Gaspar Tziu, por citar algunos de los nueve.

DSC_6299

Aunque parezca peligroso, cuidan un zorrilo en el local del CRARFS

El objetivo es precisamente ese, el de lograr que se adapten a su hábitat natural y después liberarlos, aunque existen algunas especies como el zorrillo que se encuentra en estado de conservación y toma conocimiento la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y es su personal el que se hace cargo de la liberación cuando consideren que el animalito esté listo para regresar a su hábitat.
Otra de las intenciones de esta agrupación en conformación es lograr espacios de educación ambiental en las escuelas y en las comisarías, en las escuelas primarias para que los niños puedan tocar a los animales, porque no es lo mismo que les enseñe la teoría a que los tengan a la vista y sobre todo poder palparlos.
En las comisarías, crearles la cultura del cuidado porque mientras más cuiden su riqueza natural, se les facilita en un futuro elaborar un programa sustentable, en la que vez de cazar animales o de depredarlos, puedan decir, vengan a verlos y eso les generaría una derrama económica.

DSC_6291

Uno de los objetivos es trabajar con los niños para lograr una mayor consciencia en el cuidado de los animales

“Es decir, lograr una simbiosis de la comunidad con sus animales, con una interacción sana, de que ellos cuiden porque los animalitos también les da, es decir, se ayudan mutuamente”. Señalaron.
Por ahora reciben todos tipos de animales silvestres, desde aves, mamíferos o felinos en el domicilio ubicado en la calle 55 entre  54 y 56 del centro de la ciudad. O también contactándolos vía inbox en la cuenta de Facebook crarfs vida salvaje.
Adicionalmente trabajan creando vínculos con organizaciones e instituciones con planes a futuro de poder ser un centro de resguardo de especies silvestres. Pero para ello también requieren de la colaboración de la población en general, pues ahora mantienen a los animalitos con donativos, no precisamente económicos, sino de frutas, jeringas, gasas, entre otros que son de mucha utilidad para el tratamiento y alimentación de los 5 inquilinos silvestres que por el momento tienen a su cargo.