Fuego amenazó a habitantes del norte de la ciudad

peso 3

Titánica labor de brigadistas y vecinos para apagar las enormes llamas que consumieron cientos de hectáreas de pastizales

 

peso 1

Tizimín Yucatán; 21 de abril.- Los incendios ocasionados por el exceso de calor siguen generando estragos, y la noche de este martes amenazó a los habitantes del norte de la urbe tizimileña, específicamente a los de los fraccionamiento Campestre San Francisco, Villas Campestre y Fovi, Fovissste.
Las llamas del fuego que alcanzaban varios metros de altura llegaron a escasos metros de las viviendas con el consiguiente riesgo de dañarlas, pero se evitó gracias a un esfuerzo conjunto entre los vecinos, personal de protección civil del ayuntamiento, bomberos y policía municipales que se arriesgaron por salvar la vida y las pertenencias de quienes habitan en este sector de la estatales.

04Incluso a las labores de combate se sumó el alcalde Amir Rodríguez Novelo arrojando cubetazos de agua en medio de las inmensas llamas del ígneo elemento. Los momento más tensos cuando no había acceso para los vehículos que transportan agua y entre todos tuvieron que acarrear agua con cubetas y las bombas aspersoras de los brigadistas.
Carlos Pérez Coronado, titular de protección civil municipal, informó que han sido miles de hectáreas las que se han consumido por los incendios provocados por vidrios o colillas de cigarro que se arrojan en la orilla de la carretera, lo que tan solo en este día causó incendios en la carretera salida a Valladolid, otro por Kikil el que al parecer se prolongó hasta los citados fraccionamientos.

peso 2Antes de poner en riego a los ciudadanos, el fuego se aproximó a una estación de servicios de combustibles, donde los brigastistas laboraban cuando fueron alertados sobre el peligro que corrían los vecinos de ese sector y de inmediato se trasladaron hasta los mencionados fraccionamientos.
Por fortuna pudo ser controlado antes de que avance hacía los fraccionamiento Vivah y Benito Juárez que también están rodeados de pastizales que en estas épocas de sofocante calor se convierten prácticamente en pólvora.