Denuncia penal por presunto robo de reses

img-20160923-wa0008

La familia Balam Li asegura que les sustrajeron 28 reses presuntamente por órdenes del dirigente de la AGL Pedro Tec Tun

img-20160923-wa0009

Uno de los denunciantes logró captar algunas fotografías de los camiones que ingresaron al rancho

 

Tizimín; 23 de septiembre.- Yoshio Maximiliano y Omar Balam Li interpusieron una demanda penal ante la Décima Quinta Agencia Investigadora de la Fiscalía General del Estado con sede en esta ciudad, por el robo de 28 reses del rancho Santa María propiedad del primer demandante.
De acuerdo a la información que proporcionaron, el pasado jueves, Omar Balam se percató que tres vehículos ingresaron al rancho de su hermano, por lo que se aproximó a preguntarles qué se les ofrecía y las personas le contestaron que fueron a cargar el ganado.
Al cuestionarlo si llevaban alguna orden judicial para tal efecto, contestaron que eran órdenes del señor Pedro Tec Tun, actual presidente de la Asociación Ganadera Local (AGL). Indicó que al tratar de impedir la acción fue golpeado por uno de al menos 7 personas que llegaron a bordo de las 3 camionetas.
En la denuncia que quedó asentada en el caso FS-FS/1087/2016 el dueño del rancho admite que tiene un crédito de aparcería con la AGL de Tizimín con poco más de una semana de vencimiento, pero que no se ha  negado a cubrir el total del adeudo que asciende a los 332 mil pesos que le financiaron para la compra de los animales, más los interés para un total de 375 mil, mismos que estaba comprometido a saldar el próximo lunes.
Sin embargo, le sorprendió que sin su autorización ingresen a recoger las 28 reses de aproximadamente 400 kilogramos cada uno, de los cuales dijo, desconocer su paradero hasta la tarde de este viernes.
“Mi crédito venció el pasado 16, hable con el señor Pedro Tec y le dije que el lunes llegaría (porque trabajó en Cancún) y le saldaba el adeudo que tengo con el banco bajo el sistema de aparcería, por eso no creo justo que me haya cobrado a la malagueña, todo adeudo tiene un proceso y no se vale que haya actuado de esa manera, es un abuso de autoridad” señaló ante los medios de comunicación.
Agregó que no es la primera vez que solicita un crédito bajo esa modalidad y que si la AGL lo iba a despojar de los animales, mínimo hubiese sido en su presencia para que verifique el peso de cada uno y con base a ello se determine si cubre o no el monto del adeudo.