Se ahorcó con su hamaca atándola en una rama

img-20161014-wa0006optica

Roger Un Helguera se desempeñaba como barrendero municipal y estaba separado de su esposa desde hace más de un año

Tizimín; 14 de octubre.- A sus 33 años de edad, Roger Un Helguera decidió acabar con su existencia por la vía del ahorcamiento la noche del jueves en el patio de la casa que su padre le dio para que viviera en la calle 35 x 62.
El ahora occiso ató su hamaca en una de las ramas y metió su cabeza entre el “brazo” de la misma para quitarse la vida. Su cuerpo quedó como su estuviera de pie y parte de la hamaca llegaba hasta el suelo.
El difunto era empleado municipal del grupo de barrenderos y estaba separado de su mujer desde hace poco más de un año, según señalaron sus familiares a la policía.
Fue descubierto en los primeros minutos de este viernes por su compañero con el que comparte la habitación, quien señaló que su amigo desde ayer por la mañana dijo que se sentía mal y expresó su intención de ahorcarse.
Trascendió que por la tarde lo llevaron a alguna clínica a consultar debido a que empezó a temblar, al parecer por la falta de alcohol en su cuerpo. Regresaron de la consulta a las nueve de la noche y cada quien se acostó en su hamaca, hasta que a eso de las doce de la noche, su amigo se despertó y al ver que no encontraba donde duerme, salió a buscarlo y lo encontró colgado de la hamaca que ató en una rama de un árbol de naranja.
Al notar que ya estaba muerto avisó a la policía, los que en cuestión de minutos llegaron al lugar y acordonaron la zona en espera de que la Fiscalía General del Estado tome conocimiento. En el transcurso de la madrugada, el médico forense se encargó de descolgar el cuerpo y trasladarlo al semefo para la necropsia de rigor.