Tenso ambiente en los puertos por hombres armados en alta mar

DSC_2374

Llegan decenas de policías estatales para implementar un operativo para detener a los ladrones/ 4 de ellos fueron aprehendidos 

 

DSC_2356

Río Lagartos Yucatán; 13 de mayo.- Un tenso ambiente se vivió durante este miércoles en este puerto y en San Felipe debido a que un grupo de presuntos ladrones de motores realizó disparos al aire al verse descubiertos por hombres de mar de San Felipe, lo que de inmediato solicitaron el apoyo de la policía estatal.
De inmediato varias unidades del Centro Integral de Seguridad Pública (CISP) de Tizimín se trasladaron a Río Lagartos donde abordaron lanchas para dirigirse al sitio en donde se realizaron los disparos.
Al verse superados, los hombres armados huyeron por tierra adentrándose por la zona conocida como Punta Bachul dejando abandonadas las lanchas, una de las cuales fue manejada por un elemento de la SSP del grupo de bomberos hasta el muelle de Río Lagartos.

DSC_2364Los pescadores fueron testigos de que en la lancha dotada con un motor fuera de borda de 250 HP, había chalecos antibalas, fornituras (cinturón en la que los policías portan su arma corta y otros aditamentos), vestimentas tipo militar, así como llaves de diversas medidas de las que utilizan para quitar motores de las lanchas, pasamontañas, una cizalla y otro motor de la misma potencia.
Junto a un bidón en el que tenían combustible, se apreciaba un cartucho útil, lo que confirma lo que señalan los pescadores; que los pescadores furtivos o ladrones de motores de lanchas portan armas, pues en la embarcación se apreció un estuche, al parecer de algún arma larga.

DSC_2366Este hecho motivó la presencia de cientos de elementos de los grupos especiales de la policía estatal que cerca del medio día abordaron lanchas en Río Lagartos para sumarse a la búsqueda de los furtivos que huyeron por tierra.
A las siete de la noche corrió el rumor de que 4 de los sujetos habían sido capturados, aunque la policía mantiene total hermetismo al respecto. En los puertos saben de igual manera de otros que siguen prófugos escondidos en los montes y la búsqueda continuaba.
En la carreteras de la región fue notoria la presencia de las fuerzas armadas, como son elementos de la marina, policías estatales e incluso del ejército mexicano implementando retenes para evitar que los presuntos ladrones huyan abordando algún vehículo.