El Cuyo, paraíso natural

DSC_9659

Listo para recibir a los visitantes/Este jueves, campaña de descacharrización

 

DSC_9691

Tizimín Yucatán, 25 de febrero.- De acuerdo a los pronósticos del clima que se anticipan para este fin de semana, con días soleados, el puerto de El Cuyo se reporta listo para recibir a los visitantes que en el segundo fin de semana de la temporada de cuaresma.
Incluso, tomando en cuenta el alto número de paseantes que se registrará en las próximas semanas, las autoridades llevarán cabo este jueves una campaña masiva de descacharrización, seguido de la nebulización en este puerto tizimileño para garantizar una tranquila estancia de los visitantes y de los que toda la época del año viven en este puerto oriental.

DSC_9672Este puerto, el único que le pertenece al municipio de Tizimín se ubica a 83 kilómetros de la cabecera municipal, cuenta con todos los servicios para la feliz estancia de quienes en la próxima temporada vacacional estén en busca de un lugar para descansar en compañía de la familia.
El servicio de transporte es constante de ese puerto hacía Tizimín o viceversa, cuenta con un amplio hotel “Aida Luz”, así como numerosas posadas, entre ellos “sol y mar” por mencionar algunos, que se ubican a escasos metros de la playa, lo que permite una convivencia con el mar, la naturaleza y la fauna que caracteriza a este bello puerto.
Si de comida se trata, solo basta con visitar el restaurant “El Tiburón”, “La Conchita”, pero si busca algo económico, existen puntos de venta de pescado frito por kilos, así que no debería de existir pretexto alguno para no disfrutar de la próxima temporada vacacional o los días previos al asueto.

DSC_9679Algo que ha distinguido a este puerto en los últimos años, es la presencia de una parvada de flamencos rosa que estas épocas, les da la bienvenida a los visitantes a un costado de la Ría que forma parte de la reserva protegida.
El bello plumaje de estas aves, es una atracción natural que capta la atención desde su llegada a este puerto tizimileño, en el que al adentrarse ofrece un ambiente de tranquilidad, pero sobre todo, de la atención de gente que recibe con los brazos abiertos a los visitantes.