La mejor época del año

Feria de Reyes
  • Por más de 150 años, desde los primeros días del mes de diciembre la tranquila ciudad varía totalmente su ritmo de actividades, por los festejos a la Virgen de Guadalupe, la Noche Buena y la Navidad, la despedida del Año Nuevo y la bienvenida al Año Nuevo, pero sin lugar a dudas, el más esperado, la Feria de Reyes.

Para ello cada quien en la medida de sus posibilidades, pintan las fachadas de sus casas, y por qué no, los diputados de la feria y sus colaboradores o socios, separan los puercos y los pavos que se sacrificarán durante las festividades.

fiesta-2

En una gran explanada destinada a ser plaza de toros se fabrican los “tablados” de tres pisos, un redondel provisional construido de madera y huanos, una verdadera obra de arte, que albergaran a los espectadores de las corridas de toros que se desarrollan en el marco de estos festejos patronales.

Aunado a todo ello, en el recinto ferial a finales del mes, comienzan a armar infinidad de carpas donde se pondrán los comerciantes ambulantes de todo tipo de mercaderías y comestibles, espectáculos de variedades y los infalibles juegos mecánicos que le dan sabor de feria con su inconfundible música.

El día 30 es tradición dar inicio con la noche de vaquería y la coronación de la embajadora, a las tres de la madrugada las autoridades y bailadores se trasladan hasta el coso taurino para sembrar el ceibo.

El 31 a las tres de la tarde se sueltan los toros dentro del redondel, en algo parecido a la Pamplonada, llamado en esta región como “Baxal Toro” que traducido al español significa jugar con el toro. Aunque aquí el mayor peligro proviene del exceso de licor en algunos de los participantes, empujones, caídas, mezclados con las embestidas de los enormes bureles, por lo general cebúes sin cuernos de enormes gibas, que sucumben ante el acoso de los cientos de alborotados que los quieren montar.

Por cierto, previo a todo lo anterior, la parte religiosa comienza con la bajada de las imágenes de los patronos, lo que ocurre cada día 28 de diciembre a las diez de la mañana, con ello comienzan las misas y la recepción de los gremios, tanto de la localidad como de otras poblaciones que vienen a hacer sus mandas, infinidad de peregrinos llegan de todas partes del país y del extranjero y largas colas de fieles esperan su turno para acercarse a los Milagrosos Santos expuestos al pie del altar para ungirlos con ruda y acercarles sus velas que así quedan benditas, muchas de las cuales, los peregrinos conservan y regresan con ellas a su lugar de origen, otros prefieren quemarlos en el área destinado para esta actividad, a un costado del templo parroquial de los patronos.

Feria-de-Reyes

Esto es durante día y noche y el número de visitantes va aumentando hasta llegar al 6 de Enero, día de los Tres Santos Reyes de Tizimín. Según las investigaciones, no existe ningún otro lugar donde se les profese tanta devoción a estos Bíblicos Personajes a los que se les atribuyen hechos extraordinarios y algunos milagros.

fiesta-1

Además de los más de medio millón que atraen los Reyes Magos, unos 150 mil arriban cada año al recinto ferial ubicado en el poniente de la ciudad, adjunto al periférico, para tal contingencia se habilitan con anticipación los estacionamientos para el gran número de autobuses en el que arribaran, y los organizadores se esmeran por preparar lo mejor que en otros años.
Tizimín es un gran productor de buenos charros, hay mucha afición, por lo que en los lienzos se enfrentan magníficos equipos del deporte nacional.

Además de las poblaciones circunvecinas de Cancún y la Riviera Maya se esperan los más nutridos contingentes de fieles, varios grupos de antorchistas recorren las carreteras que desembocan en Tizimín ante el Santuario de los Tres Reyes.
Pero santifica esta fecha como el día de la EPIFANÍA que significa regocijo por recibir un bien, festividad en contra del egoísmo, Día de compartir o de dar y recibir. Y de verdad el Tizimileño es un gran anfitrión, gente buena y generosa.

Feria de Reyes