Mataron a un octogenario a pedradas

pag 1

 

Al parecer entraron a robarle y al sorprender a los cacos lo atacaron hasta dejarlo sin vida

pag 4

Tizimín Yucatán; 23 de mayo.- Tremenda sorpresa se llevaron los vecinos de la calle 77 x 48 y 50 de la colonia Adolfo López Mateos al encontrar la mañana de este sábado; a una persona muerta a escasos metros de la puerta de su casa, el que al parecer fue ultimado por vándalos que ingresaron al predio con la intención de robar pero al ser descubiertos por el dueño lo atacaron con algún arma blanca y con piedras hasta dejarlo sin vida.
El difunto fue identificado por su sobrino, quien dijo que en vida respondió al nombre de José María Canché Be y que contaba con 83 años de vida, se dedicaba desde hace muchos años a la reparación de calzado, lo que le permitió conocer a mucha gente, los que lo conocieron como una persona tranquila.
El cuerpo inerte se encontraba boca abajo cerca de la albarrada, presentaba huellas de cortes con arma blanca en las manos y heridas profundas en la nuca, las cuales fueron provocadas con las piedras que se encontraban cerca del cuerpo.

pag 2

Cerca del infortunado octogenario estaban sus chanclas y su lámpara de mano, lo que hace suponer que escuchó ruidos en la parte trasera de su casa  al salir y descubrir que intentaban robarle, fue atacado hasta perder la vida de manera salvaje.
La puerta de la casa estaba semi abierta y la luz interior aún encendida a pesar de que el cuerpo fue descubierto poco después de las nueve de la mañana por los vecinos de este rumbo, los que no daban crédito a lo ocurrido debido a que saben que el difunto no acostumbraba reunirse en su casa con bebedores y saben que no consume bebidas embriagantes.
Al lugar llegaron elementos de la policía municipal y estatal, minutos más tarde los de la Fiscalía General del Estado con elementos de la Policía Ministerial para tomar conocimiento e iniciar las investigaciones para tratar de ubicar al o los autores de este crimen, el que se presume ocurrió en el transcurso de la madrugada.