Ríspida reunión de taxistas

DSC_3304

Hubo un grupo decidido a protestar exigiendo la destitución de Severo Avilés pero más tarde se retractaron

DSC_3311

Tizimín; 8 de junio.- Una acalorada reunión a puerta cerrada se celebró la mañana de hoy en el local social del sindicato de taxistas “Félix I. Rosado Iturralde” donde desde afuera se escuchaban los gritos de reclamos a su dirigente Severo Avilés Manzanilla.
Afuera otro grupo de inconformes prepararon pancartas para entrar a protestar y pedir la destitución de su dirigente, pero tras más de dos horas de espera desistieron al parecer por el ofrecimiento de una auditoría.
La reunión inició a las 10 de la mañana, al mismo tiempo un grupo se organizaba para ir a protestar y exigir la destitución de Avilés Manzanilla, pero no les permitieron el acceso. Poco antes de las doce, hubo un receso, el dirigente se aproximó a la puerta donde estaban los reporteros, los que le pidieron que les informara que estaba sucediendo, pero únicamente contestó “hasta que termine la reunión, hasta que termine la reunión”.
Los reporteros se retiraron tras el ofrecimiento de que serán avisados cuando concluya la asamblea pero nunca hubo tal aviso y a las 13:30, el local ya estaba vació. Trascendió que los inconformes desistieron tras el ofrecimiento de una auditoría para despejar sus dudas.